Todo está triste historia comenzó cuando Kaira Walcott  de 20 años de edad tenía 14 años y todos sus compañeros le hacían bullying  y la llamaban “el parche