Demandan a Bruno Mars por compartir una foto de sí mismo cuando era un niño

Loading...

La foto acumula más de 1 millón de likes en su Instagram, pero podría salirle cara

uieres tener un detalle con tus fans. Quieres mostrarte como una persona accesible, entrañable, con una vida y un pasado; un artista superventas que no tiene problemas con abrir ventanas a su intimidad, porque, total, los fans son familia. Así que revuelves en el baúl de los recuerdos en busca de una tierna imagen de infancia, y directa a las redes sociales. Facebook. Twitter. Instagram. Luego, a contar.

Resultado de imagen para demandan a bruno mars por compartir una foto de sí mismo cuando era un niño

Ahí lo tienes. #1989Bruno tenía 3 o 4 años y ya estaba pisando escenarios en Hawái como imitador de Elvis, una ocupación que le reportó sus primeros éxitos, como aparecer, tres años después, haciendo de “Pequeño Elvis” en la película Honeymoon in Vegas. Adorable, ¿no?

─ ¿Ya viste esto? ─  ESTUVO ENCADENADA POR 40 AÑOS, UN MILLONARIO LA VIO Y LA COMPRÓ. NUNCA IMAGINÓ LO QUE LE ESPERABA….

Bruno buscaba engagement y logró su engagement. El contador de likes casi explota. Más de 1 millón de ‘me gustas’ acumula la foto solo en Instagram. Y ese detalle no ha gustado nada a Catherine McGann, porque ya sabemos que, hoy, los likes son dinero. Dinero que McGann considera que ha dejado de ingresar por culpa de un Mars que compartió ‘su foto’ sin su permiso. Porque ella tomó la foto hace 28 años. Y ella es, al menos según su versión, la propietaria del copyright de esa imagen.

McGann considera que Mars y su sello, Warner Music, han infringido sus derechos de autor, y quiere regalías. La fotógrafa ha presentado una demanda en la que reclama su derecho a percibir una cantidad por daños y además todos los beneficios que Mars o su disquera hayan podido generar por el uso de su foto.

─ ¿Ya viste esto? ─  Tienes estos hoyuelos en la espalda? Mira lo que significa. ¡te vas a sorprender!

Desde el campo del artista guardan silencio. A nosotros todo este lío nos sirve de recordatorio de que, en la era de las redes sociales, nuestra imagen no siempre nos pertenece.

 

Loading...